Read in English | Leer en ingles | Leer más de Education Lab en español


A principios de mes, decenas de padres adinerados fueron imputados en un caso de maniobras de ingresos universitarios que incluyeron sobornos, mentiras y fraudes en exámenes para que sus hijos ingresaran en las universidades más importantes del país.

Los padres que movieron sus influencias creían que si sus hijos no estudiaban en la universidad «perfecta» no llegarían lejos en la vida.

Pero hay algo que no sabían: también se puede llegar lejos en la vida si se asiste a una universidad comunitaria. Si no me creen, pregúntenle a Timothy Woodiwiss.

Woodiwiss, quien creció en una ciudad del este de Washington, abandonó la secundaria a los 16 para trabajar en un McDonald’s en Ritzville, condado de Adams, con la esperanza de ser gerente allí algún día. Años más tarde, volvió al sistema educativo en una universidad comunitaria y obtuvo el grado de asociado. En los siguientes 12 años, se unió a la Guardia Nacional del Ejército de Washington y fue asignado a Nueva Orleáns (después del huracán Katrina) y a Irak, para luego obtener un título universitario en la Washington State University (WSU). Contra viento y marea, lo aceptaron en la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington. Se graduará el 24 de mayo.

Hace dos semanas, cuando el escándalo universitario rondaba por todos los canales de televisión, Woodiwiss, de 32 años, se enteró de que lo habían aceptado en la residencia médica en neurocirugía en la Universidad de Iowa. Empezará allí el 24 de junio.

Advertising

¿Cuál es su secreto? Sin dudas no llegó a donde está por donaciones multimillonarias a escuelas prestigiosas o por hacer trampa en sus SAT. Woodiwiss nunca rindió un SAT, y sus padres nunca fueron a la universidad. Es el sexto hijo en una familia de 12 sin mucho dinero. Comenzó su carrera académica en la universidad comunitaria Big Bend en Moses Lake.

«No hubiera llegado a donde estoy si no fuera por Big Bend», dijo Woodiwiss, quien obtuvo un premio por ser uno de los estudiantes de universidades comunitarias más inspiradores, otorgado en 2016 por la State Board for Community and Technical Colleges.

La semana pasada, entre los turnos vespertinos en el Centro Médico de la Universidad de Washington, Woodiwiss se tomó un rato libre para pensar en el porqué de su éxito y preparó estos consejos para otros estudiantes:

Cultiva mentorías y relaciones. Como nunca supo quién podría ser útil para sus carrera, Woodiwiss se preocupó por cultivar relaciones con muchos de sus profesores, por ejemplo, visitando a los profesores en sus oficinas o charlando con ellos al final de las clases para decirles lo que le había gustado. Esos mentores, a su vez, le dieron muy buenos consejos. «No hubiera llegado hasta aquí si no fuera por mis mentores», dijo. «Les agradezco con el alma».

Ábrete a las experiencias. Además de cocinar hamburguesas en un restorán de comidas rápidas y conducir camiones para la Guardia Nacional en Irak, Woodiwiss también esquiló ovejas, fue bombero voluntario, trabajó como conserje y empleado de mantenimiento, y condujo Uber y Lyft en la facultad de medicina. «Si no sabes a dónde te diriges en la vida, debes abrirte a diferentes experiencias y probar cosas diferentes», dijo Woodiwiss.

No creas saber cuáles son tus talentos. Todos los diferentes trabajos que tuvo le permitieron saber en qué cosas era bueno y obtener aptitudes nuevas en el camino. Por ejemplo, Woodiwiss siempre pensó que tenía mala coordinación entre sus manos y sus ojos. Pero mientras trabajaba en el laboratorio de biología de la WSU, pudo practicar sus habilidades motoras finas mientras preparaba tejidos para su visualización bajo un microscopio. Así supo que las habilidades motoras finas se pueden aprender y perfeccionar, y con la práctica Woodiwiss aprendió cómo ser mejor en algo que tendrá que dominar para su carrera como neurocirujano. «Muchas personas creen saber cuáles son sus talentos y en qué cosas son buenas, y puede ser que se equivoquen», comentó.

Advertising

Busca nuevas formas de estudiar. Los médicos en formación deben memorizar una gran cantidad de material para recibirse. Woodiwiss dice que existe una industria artesanal de aplicaciones para ayudar a los estudiantes a memorizar la información. Su aplicación favorita es SketchyMedical, que cuenta con imágenes muy atractivas, capa por capa, para mejorar la memoria y ayudar a recordar. (Se basa en el concepto del «palacio de la memoria», en el cual una serie de imágenes mentales vívidas se combinan con la memoria espacial para recordar la información). Woodiwiss también emplea una técnica más casera, una pequeña pizarra blanca que utiliza para reorganizar el material de lectura. Escribe la información en la pizarra con viñetas, subrayado o con diferentes colores para reforzar las conexiones. Luego lo borra y lo vuelve a escribir de memoria. Reorganizar, escribir, borrar y rescribir son técnicas claves que ayudaron a Woodiwiss a crear su propio palacio de la memoria.

No estudies en casa. Woodiwiss nos contó que en sus primeros años como estudiante luchaba contra la procrastinación hasta que descubrió que una de las mejores maneras de enfrentar la tendencia a divagar es cambiar el entorno de estudio, por ejemplo, yendo a la biblioteca, a una cafetería o una zona común en la universidad, donde podía eliminar las distracciones diarias. A medida que aprendía a estudiar de manera más efectiva, las calificaciones de sus exámenes estandarizados también crecieron. No resolvió su problema de procrastinación de la noche a la mañana: «Semana tras semana, mes tras mes, fui mejorando».

Lee. ¿Hace falta decir algo más? «Los libros fueron una gran fuente de inspiración para mí».

«Acepta las malas situaciones». Como sargento de la Guardia Nacional del Ejército, Woodiwiss aceptó con grandeza esta típica frase militar y aprendió a reconocer y apreciar algo horrible, pero inevitable. En los momentos en los que Woodiwiss se sentía abrumado por los estudios en Medicina, se enfocó en cambiar su actitud repitiéndose a sí mismo esta frase: Esto me está transformando y es doloroso, pero voy a aceptar lo que está pasando y usarlo para mi bien, para mi desarrollo.

No lamentarse. Woodiwiss cuenta que de muy joven supo que era mejor intentar algo y fracasar que mirar hacia atrás y lamentarse por no haberlo intentado. «Prefiero vivir sabiendo que fracasé en lugar de saber que nunca lo intenté», afirmó.

 

Translation performed by JR Language Translation Service, Inc.

Traducción provista por JR Language Translation Service, Inc.